Etiqueta: <span>Convención de Refugiados</span>

Uprooted Apelaciones

Los Desarraigados.

Un número cada vez mayor de personas en países de todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a conflictos armados y violaciones sistemáticas de los derechos humanos. Aquellos que cruzan fronteras reconocidas internacionalmente se consideran refugiados y están relativamente protegidos por las convenciones sobre refugiados firmadas por la mayoría de los estados. La Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su protocolo de 1967 otorgan al Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados una base jurídica internacional para garantizar la protección de los refugiados.

Banner del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – Ginebra – Suiza. By Adam Jones, Ph.D., CC BY-SA 3.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0, via Wikimedia Commons.

Sin embargo, quienes están desplazados dentro de un país, como es el caso actualmente de muchos en la Franja de Gaza y Ucrania, no están protegidos por las convenciones internacionales sobre refugiados.

Por lo tanto, el desplazamiento dentro de un Estado, plantea un desafío para desarrollar normas internacionales y formas de abordar las consecuencias del desplazamiento y la posibilidad de reintegrar sus hogares, aunque en el caso de Gaza muchos de los hogares han sido destruidos.

Estación Central de Varsovia durante la crisis de refugiados ucranianos en marzo de 2022. By Kamil Czaiński, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0, via Wikimedia Commons.

Una necesidad de brindar protección y asistencia a los desarraigados.

Los conflictos armados dentro de los Estados reflejan a menudo una crisis de identidad dentro del Estado. Esto puede ocurrir cuando un Estado pasa a ser monopolizado por un grupo dominante con exclusión o marginación de otros grupos. Es necesario brindar protección y asistencia a los desarraigados.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha podido actuar en algunos casos, como también lo ha hecho el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que tiene el mandato de proteger a los civiles en zonas de guerra. Se reconoce en gran medida la obligación de ayudar a las poblaciones en peligro inmediato de morir de hambre, y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas ha podido actuar. En algunos casos, las agencias humanitarias no gubernamentales han podido estar activas.

Sin embargo, cada situación requiere nuevas negociaciones y los resultados difieren.

Logotipo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. By United Nations World Food Program, Public domain, via Wikimedia Commons.

Las Estrategias para abordar el desplazamiento masivo deben ser amplias e integrales.

Por lo tanto, lo esencial es que haya respuestas predecibles en situaciones de desplazamiento interno y que se preste atención no sólo a la asistencia material sino también a los derechos humanos de los desplazados. Para ser efectivas, las estrategias para abordar el desplazamiento masivo deben ser amplias e integrales.

Se necesitan iniciativas políticas que busquen resolver los conflictos, ya que las consecuencias a menudo involucran a los países vecinos. Los esfuerzos deben involucrar a grupos locales, instituciones nacionales y organizaciones no gubernamentales (ONG) para prevenir situaciones que lleven al desarraigo de personas. Como representantes de las ONG, tenemos la oportunidad de discutir con otras ONG los próximos pasos a seguir más apropiados.

Prof. René Wadlow es Presidente de la Asociación de Ciudadanos del Mundo.

Imagen destacada: Imagen de Rosy / Bad Homburg / Germany en Pixabay