Nagorno-Karabakh

Nagorno-Karabaj: ¿Son posibles las Estructuras Confederales?

File:Artsakh Occupation Map.png Author: Elnur Hajiyev. (“Imagen de Dominio Publico: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Transcaucasia_Map.png?uselang=es)

(Traducción al Español por  Maria Cristina Azcona para  IFLACWWPO)

El 27 de septiembre;  las fuerzas militares de Azerbaiyán se trasladaron a seis aldeas controladas por las fuerzas armenias;  en el área de Nagorno-Karabaj. El primer ministro de Armenia, Nikol Pachinian;  en una transmisión televisiva advirtió que los dos países estaban “al borde de la guerra con consecuencias imprevisibles”. El presidente de Azerbaiyán,  Elham Aliev;  declaró la ley marcial y convocó a militares de reserva. Rusia ha pedido un alto el fuego, sin embargo;  generalmente se cree que Rusia favorece a Armenia. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan;  ha reiterado su apoyo a Azerbaiyán.

Grupo de Minsk.

El 30 de septiembre de 2020;  el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una resolución unánime; en la que pedía a Armenia y Azerbaiyán que detuvieran los combates en Nagorno-Karabaj;  y reanudaran urgentemente las conversaciones sin condiciones previas. Ha habido conversaciones anteriores bajo el liderazgo del “Grupo de Minsk” (Rusia, Francia, EE.UU.), fundado en 1994;  de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Sin embargo;  estas conversaciones no han modificado la siempre tensa situación. El 29 de septiembre;  la Asociación de Ciudadanos del Mundo envió un llamamiento a las autoridades de Armenia y Azerbaiyán para un alto el fuego y el inicio de negociaciones de buena fe.

Armenia Soviética.

El problema de Nagorno-Karabaj surge del período de la historia soviética posterior a la Revolución y posterior a la Guerra Civil;  cuando Joseph Stalin era Comisionado para las Nacionalidades. Stalin procedía de la vecina Georgia y conocía bien el Cáucaso. Su política fue un clásico “divide y vencerás”;  llevado a cabo con un método de modo que los grupos nacionales / étnicos tendrían que depender del gobierno central de Moscú para su protección. Así, en 1922;  las fronteras de Azerbaiyán, Armenia y Georgia;  fueron forzadas a partir de lo que entonces era la República Federativa de Transcaucasia. (1)

Nagorno-Karabaj;  una zona de mayoría armenia, recibió cierta autonomía dentro de Azerbaiyán;  pero quedó aislada geográficamente de Armenia. Asimismo, un área de mayoría azerí, Nakkicheran;  fue creada como una república autónoma dentro de Armenia;  pero aislada geográficamente de Azerbaiyán. Por tanto;  ambos enclaves tuvieron que buscar protección en Moscú. Esto fue especialmente cierto para los armenios. Muchos armenios que vivían en lo que había sido la Armenia histórica;  pero que se había convertido en parte del Imperio Otomano;  habían sido asesinados durante la Primera Guerra Mundial por los turcos. Los armenios que vivían en la “Armenia soviética”;  tenían parientes y amigos entre los asesinados por los turcos;  lo que creaba una sensación permanente de vulnerabilidad e inseguridad. Rusia fue considerada históricamente de Armenia.

Comité Karabaj.

Estas unidades administrativas mixtas funcionaron bastante bien o, debería decirse;  se permitieron pocas críticas públicas hasta 1988;  cuando todo el modelo soviético de nacionalidades y repúblicas comenzó a desmoronarse. Tanto en Armenia como en Azerbaiyán se alzaron voces nacionalistas. Un fuerte “Comité Karabaj” comenzó a exigir que Nagorno-Karabaj se uniera a Armenia. En Azerbaiyán;  se incendió el sentimiento anti-armenio. Muchos armenios que trabajaban en la economía petrolera de Bakú;  estaban bajo tensión y comenzaron a irse. Esto fue seguido algo más tarde por verdaderos programas anti-armenios. Unos 160.000 armenios salieron de Azerbaiyán hacia Armenia;  y otros se fueron a vivir a Rusia.

Liechtenstein del Cáucaso.

Con la desintegración de la Unión Soviética y la independencia de Armenia y Azerbaiyán;  las tensiones se centraron en Nagorno-Karabaj. En 1992;  comenzó un conflicto armado a gran escala en Nagorno-Karabakh y sus alrededores y se prolongó durante dos años. Durante los dos años de lucha, 1992-1994;  al menos 20.000 personas murieron y más de un millón de personas fueron desplazadas. En 1994;  Rusia negoció un alto el fuego en gran medida. Nagorno-Karabaj ha declarado su independencia como Estado separado. Ningún otro Estado, incluida Armenia; ha reconocido esta condición de independencia, pero en la práctica;  Nagorno-Karabaj es un Estado de facto con control sobre su población y sus propias fuerzas militares. Algunos en Nagorno-Karabaj esperan que el país se convierta en el “Liechtenstein del Cáucaso”.

La violencia armada ha estallado antes;  especialmente en 2016. Muchos en Nagorno-Karabaj no quieren estar a merced de decisiones tomadas en centros de poder distantes;  sino decidir su propio curso de acción. Sin embargo;  el reconocimiento de Nagorno-Karabaj como Estado independiente plantea la cuestión de la situación de otros miniestados de facto de la zona;  como Abjasia y Osetia del Sur en Georgia y Transnistria en Moldova.

Confederalismo, Autonomía y Cooperación Transfronteriza.

Encontrar estructuras administrativas adecuadas;  que permitan una cooperación transfronteriza real entre Nagorno-Karabaj, Azerbaiyán y Armenia no será fácil;  pero es un paso crucial para establecer la paz. La Asociación de Ciudadanos del Mundo;  tiene desde hace mucho tiempo el objetivo de desarrollar estructuras constitucionales apropiadas para los Estados que enfrentan la posibilidad de un conflicto armado prolongado o intensificado. Se hace hincapié en las posibilidades de confederalismo, autonomía y cooperación transfronteriza.

En el pasado reciente;  la Asociación ha propuesto estructuras confederales para Malí, Ucrania, Myanmar, Libia y Chipre, así como para Kurdistán;  que involucran las estructuras constitucionales de Irak y Siria;  así como la cooperación positiva entre los kurdos que viven en Irak, Siria y Turquía. e Irán. El conflicto entre Azerbaiyán, Armenia y Karabaj se ha considerado “congelado”;  pero existen peligros reales de “derretimiento” y la participación de otros Estados. Se necesitan nuevas actitudes y nuevas estructuras constitucionales.

Nota:

1) Para un buen análisis de las políticas de nacionalidad de Stalin, véase Helene Carrere d’Encausse The Great Challenge: Nationalities and the Bolchevik State 1917-1930 (Nueva York: Holmes y Meier, 1992)

René Wadlow es miembro de TRANSCEND Network for Peace Development Environment. Es presidente de la Asociación de Ciudadanos del Mundo, una organización internacional por la paz con estatus consultivo ante el ECOSOC, el órgano de las Naciones Unidas que facilita la cooperación internacional y la resolución de problemas en cuestiones económicas y sociales.

Lic. María Cristina Azcona.

Leave a Comment